Boda en Zumaia – Javier + Mónica

Boda en Zumaia (San Sebastián)

Decir que la boda de Javier y Mónica fue especial es quedarse corto. Desde la primera llamada y la primera cerveza en Valladolid, supe que estábamos en perfecta sintonía y que todo iba a fluir de una manera completamente natural durante el día de su boda.

En esa primera cita me contaron que su boda iba a ser diferente. Lo habían planificado todo para que fuera una boda sorpresa para un grupo muy reducido de familiares. Enamorados de las playas y acantilados de Zumaia tenían muy claro que era el lugar elegido para su «gran día». Unos días antes de la boda y para calentar motores estuvimos en Arévalo haciendo su preboda con caballos que podéis ver aquí https://radiga.com/preboda-con-caballos/

Imaginaros el sorpresón de sus familiares cuando llegaron a Zumaia y vieron el increíble lugar elegido para la boda civil, en un acantilado y con unas imponentes vistas al Cantábrico.

Nuestro objetivo al fotografiar esta boda fue plasmar el ambiente familiar, festivo y cercano que Mónica y Javier quisieron dar a su boda. Las fotos de pareja las dejamos para después del banquete y fiesta que tuvo lugar en el Hotel Talasoterapia Zelai para así aprovechar mejor esa luz de atardecer con la que nos gusta trabajar. Como casi siempre que hacemos sesiones en el mar acabamos todos en el agua, pero mereció la pena. 🤣

Todas las bodas y parejas que fotografiamos tienen algo especial: en este caso, tanto los invitados como los novios nos hicieron sentir que estábamos entre amigos.

Para terminar, nada mejor que Mónica y sus maravillosas palabras para describir cómo vivieron su día:

«Yo conocí el trabajo de Raúl y Susana a través de Redes Sociales incluso antes de que planificásemos casarnos, pero tenía muy claro que ellos serían los elegidos. Cuando les conocí nos reafirmamos en la decisión. La atención es excepcional, nos ayudaron en TODO. Hasta nos ayudaron con un montón de cosas el día de la boda que no eran su responsabilidad, como ayudarnos a vestirnos. He visto muchas fotos de boda y preboda, pero como las de Radiga ninguna. Cuando le propusimos a Raúl una preboda con caballos le pareció fantástico, y a pesar que la sesión en algún momento se complicaba saco unas fotos excepcionales. Además ha conseguido, algo que poco fotógrafos conseguirán, volver a recordar y sentir la emoción de ese día a toda nuestra familia, y volvernos a emocionar. Para nosotros ya son una pareja más de la familia, sin ellos nuestra boda nunca hubiera sido igual #casateconradiga ,es la mejor que puedes tomar. Si ya te has casado estas buscando un regalo, una sesión de postboda en la playa con ellos, será de los regalos más inolvidables que podéis hacer.»

Nos sentimos afortunados por haber vivido esta experiencia, en un entorno natural espectacular y arropados por la hospitalidad de dos familias encantadoras. Y sobre todo, por haber podido contar la boda de Javier y Mónica, una pareja dispuesta y entregada: el sueño de todo fotógrafo de bodas 🙂

Play and enjoy!